Sevilla FC

Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán

El Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán es un recinto deportivo propiedad del Sevilla Fútbol Club, ubicado en pleno barrio de Nervión de la ciudad de Sevilla, España.

La inauguración del estadio, se produjo el 7 de septiembre de 1958 con un partido amistoso entre el Sevilla FC y el Real Jaén, mientras que el primer partido oficial disputado en este estadio, fue un Sevilla FC – Real Betis Balompié, que finalizó con un resultado de 2–4. El nombre del estadio es en homenaje al que fuera presidente del club durante 17 años, que inició los procesos de su construcción en 1937, con la compra de los terrenos que ya se tenían en alquiler.

web-sevillaEl estadio ha tenido dos grandes remodelaciones, la primera y más importante con motivo del Mundial '82 celebrado en España y la segunda de 1998, en la que en cumplimiento de la nueva normativa UEFA, se obligaba a tener localidades de asiento para todo el aforo, pasando la capacidad del estadio de 66.000 a 45.500 espectadores.

En 1982 fue sede de la Copa Mundial de Fútbol de 1982, acogiendo el partido de primera ronda que enfrentó a las selecciones de Brasil y la URSS, y también el partido de semifinales que enfrentó a la República Federal de Alemania y a Francia. También se disputó una final de Copa de Europa en 1986, ganada por el Steaua de Bucarest al FC Barcelona en la tanda de penaltis.

La selección española de fútbol ha hecho del Sánchez-Pizjuán una de sus habituales sedes, no conociendo la derrota en los 23 partidos disputados, con un saldo de 20 victorias y 3 empates. Las conmemoraciones más significativas que se han realizado en el estadio, han sido con motivo de la consecución de cuatro Copas de la UEFA (todas ellas consecutivas en distintos años), por parte del Club en las temporadas 2005/06, 2006/07, 2013/14 y 2014/2015 y , además de los actos de celebración del centenario del club realizados durante la temporada 2005/06.

El audio que escuchamos durante esta visita virtual pertenece al himno del centenario del Sevilla FC compuesto por Javier Labandón, "El Arrebato" en 2005.